Sin título-3

Termoestética y su método rejuvenecedor

Publicado el 19 septiembre, 2014
admin

LinkedInTwitterFacebook

Artículo adaptado del libro “Termoestética. La estética desde el interior” de José Mª SÁNCHEZ Barrio.


Hace quince años que inicié mi andadura en termoestética. Ocurrió tras recibir una invitación a un taller – presentación en el que se realizó un caso práctico sobre celulitis. Quedé impresionada por lo espectacular del resultado y por su método tan singular. A partir de ahí, y aburrida de lo que hasta ese momento el mercado de la estética me ofrecía (“bonitos envoltorios, con escaso contenido”) decidí meterme de lleno en la terapia termorreguladora.

El efecto de la clave calor-frío en termoestética

Las aplicaciones frías son importantísimas de cara a conservarnos jóvenes. Tomemos como ejemplo el tiempo que nos dura un alimento dentro del frigorífico o ese mismo alimento fuera, a temperatura ambiente y en verano. Las aplicaciones frías en cabina se realizan de diversas maneras; con la ducha fría en combinación con el baño turco o sauna, con agua con hielo y paños fríos y con alguna de las cremas frías (Aliento Polar, Balsámica), con pulverizador, etc. El frío es una energía de alta potencia y hay que saber manejarlo adecuadamente. Para ello disponemos de algunas “leyes de oro” fundamentales, como esta: “nunca aplicación fría a piel fría, ni piel fría después de la aplicación”. Es decir, que el cuerpo ha de estar templado y la piel caliente antes de recibir el frío, de esta manera evitaremos el riesgo de que el frío se nos meta dentro y tengamos enfriamientos. Al terminar el tratamiento debemos asegurarnos de que la temperatura de la piel ha quedado normalizada.

Beneficios de la termoestética

  • Fortalece la piel y el sistema inmunitario. Una de las reacciones que genera el estímulo del calor-frío sobre la piel es su fortalecimiento. Poco conseguiremos tratando de poner remedios con aportaciones desde fuera a las carencias y debilidades de la piel. Es más adecuado potenciar los mecanismos para una mayor fortaleza autónoma que nos proporcione una mayor resistencia y adaptabilidad ante los agentes externos e internos. Igualmente el hábito frecuente del frío (ducha fría) aumenta nuestra resistencia física y nos previene frente a posibles enfermedades. En último término, los problemas del envejecimiento prematuro se resume en un problema de inmunodeficiencia y debilitamiento de la piel.
  • Reduce volumen, reafirma y tonifica la piel. El frío acelera el metabolismo quemando grasa a modo de combustible para poder mantener las constantes de su temperatura corporal. Por otro lado, mientras que las aplicaciones calientes prolongadas y frecuentes contribuyen al envejecimiento y flacidez de los tejidos, el frío tiene un efecto reafirmante y tensor evidente. Con la repetición de contrastes calor-frío la piel se ejercita, pues la sometemos a un juego de dilatación- contracción que la estimula y vitaliza.
  • Hidratación y nutrición. Uno de los problemas de la desnutrición cutánea tiene su origen en el repliegue de la sangre en el interior, la vía natural para la nutrición e hidratación de la piel debe ser de dentro hacia fuera con la activación de la circulación de la sangre que provocan las acciones y reacciones de las aplicaciones de contraste. Cuando no hay nutrición desde dentro, la piel queda sin tono, dando lugar al envejecimiento prematuro. De igual manera que a una rosa los nutrientes y la humedad que necesita para manifestar su belleza le llegan desde dentro a través de la savia, la belleza de nuestra piel depende de la hidratación y nutrición que llega a todas las células cutáneas a través de la sangre. Hablamos de estética desde el interior, no porque se actúe en el interior, sino porque con sus tratamientos en el exterior, provocamos en el interior las reacciones necesarias para conseguir la vitalidad, fortalecimiento y rejuvenecimiento de la piel.

Calentamiento y contaminación en el medio interno.

Éste es un factor determinante en el envejecimiento; cuanto más recalentado y contaminado esté nuestro cuerpo por dentro, mas favorecerá el envejecimiento y aumentará la sequedad y frialdad de la piel. La acidificación de la sangre es otra de las derivaciones del exceso de calor y contaminación acumulado en nuestro interior. Sincrónicamente, mientras que en la sangre se altera su ph alcalino acidificándola, la piel se alcaliniza, cuando su estado normal es ligeramente ácido. Los radicales libres, también se ven potenciados en un medio ácido. Son moléculas agresivas que se forman en el organismo por oxidación y que, a su vez, oxidan las sustancias responsables de la tersura y elasticidad cutáneas. También influyen factores externos, como la radiación solar entre otros. Uno de los recursos para neutralizar la acidez en sangre y sus desencadenantes efectos negativos es el aporte de sales minerales a través de alimentos vegetales crudos, ensaladas de muchos colores, tomar algas, semillas, cereales, germinados, frutas, fermentados; kéfir, miso y chucrut. Este tipo de alimentos son vivificantes, limpian la sangre y refrescan el sistema, incrementan la energía y activan el intestino

Hábitos saludables para una salud desde el interior.

Como complemento a los tratamientos en cabina de termoestética podemos resumir los hábitos saludables para una estética desde el interior como:

  • Introducir poco a poco el agua fría en nuestra ducha diaria, empezando por las piernas y los brazos.
  • Adaptar nuestra alimentación para sustituir los alimentos poco recomedables, hipercalóricos y acidifantes por alimentos depuradores y refrescantes.
  • Recordar que el ejercicio potencia nuestro sistema termoregulador, segrega endorfinas y moviliza todo nuestro sistema
  • El descanso adecuado tras una cena ligera potencia un sueño de calidad y reparador. Importantísimo para mantener una juventud tanto mental como física.

En próximos artículos desarrollaremos más ampliamente estos puntos para que puedas desarrollar todo tu potencial trabajando desde el interior por medio de la termorregulación.

África Banegas Fiorito

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *