Sin título-3

Terapia SAAMA para niños

Publicado el 7 julio, 2016
Ignacio de la Cuesta

LinkedInTwitterFacebook

Si eres padre o madre, posiblemente la salud de tu hijo sea lo más importante para ti. Durante los primeros años de la vida de tu hijo, es cuando más vulnerable se encuentra, y además no siempre le es posible expresar con claridad lo que le sucede. Por ello, en ocasiones puedes sentirte impotente al no saber qué hacer. En este artículo quiero contarte cómo la terapia SAAMA puede ayudar a tu hijo en estos momentos, y los beneficios que tiene respecto a otro tipo de alternativas.

En anteriores ocasiones ya hemos comentado como trabaja la terapia SAAMA (aquí, aquí y aquí), y ahora vamos a ver de forma específica como se hace con los niños.

  1. Con SAAMA no es necesario tener un diagnóstico médico para poder abordar el problema, lo único que se necesita es saber cuáles con los síntomas que tiene el niño.

Esto hace que el niño no tenga que realizarse pruebas incómodas, y en ocasiones dolorosas, para poder comenzar a trabajar sobre el problema. Ni que se tenga que ir a diferentes especialistas para dar con el diagnóstico varias semanas o meses después. En la terapia SAAMA, simplemente indicando los síntomas que tiene el niño, ya se puede comenzar a trabajar sobre ellos de forma eficiente e inmediata.

2. Se aprovecha que SAAMA es una terapia cuántica para trabajar con los niños a distancia.

Esto es una gran ventaja ya que el niño no tiene que ir a la consulta, evitando así el trastorno que esto supone tanto para él como para los padres. El niño puede estar durmiendo, en el colegio o jugando en el parque mientras el terapeuta está trabajando en los problemas planteados.

3. SAAMA trabaja de forma energética, con lo que el niño no va a tener que tomar medicamentos.

Para el niño, la sanación se produce de un modo sencillo y transparente. No tiene que tomar medicinas, ni inyecciones, ni hay que hacerle manipulaciones. Simplemente la energía le será transmitida y realizará los cambios necesarios para solucionar los problemas.

4. La terapia de SAAMA trabaja de forma holista con el niño.

Los problemas que se puedan tener son un cúmulo de diferentes cosas que suceden en nosotros y en nuestro entorno. Con SAAMA se revisan y trabajan todos los aspectos que estén relacionados con el problema. Da igual si se trata de un problema físico, emocional o sentimental. Cada uno de estos apartados se trabaja con SAAMA de un modo natural y conjuntamente.

5. Con SAAMA se trabaja a los niños no de forma independiente, sino dentro de un contexto y un núcleo familiar.

Para trabajar en los problema de los niños, no sólo se realizan correcciones en él, sino que se hacen principalmente en la madre, y también en el padre. Hasta los 7 años de edad aproximadamente, las enfermedades y problemas que tiene un niño son en su mayoría problemas que recoge el niño de la madre. Desde esa edad hasta los 14 años, también aparece en juego el padre. En la terapia SAAMA, cuando se trabaja un problema de un niño de estas edades, se trabaja principalmente en los padres, y se ha comprobado que haciendo las correcciones en ellos, el niño soluciona sus problemas.

Espero que este artículo te haya resultado interesante. Si tienes más preguntas relacionadas con la terapia SAAMA o quieres ayuda con tu hijo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 91 6315217.

Ignacio de la Cuesta – Terapeuta SAAMA

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *