Sin título-3

POR UNA MEJOR DIGESTIÓN EN NAVIDAD

Publicado el 15 diciembre, 2016
Ruth Bajo

LinkedInTwitterFacebook

Es tarea indispensable aprender a disfrutar de los placeres que la vida nos ofrece, siempre en buena compañía. Al mismo tiempo, no debemos renunciar al cuidado de nuestra salud y bienestar. El año pasado escribí un artículo con unas pautas para ayudarte a tener una buena digestión durante las Navidades. Hoy quiero darte una receta y un masaje para hacer frente a los famosos empachos en fechas tan señaladas para que tengas una mejor digestión durante las fiestas.

  1. Caldo depurativo de Navidad

Las fiestas navideñas suelen ser de todo menos depurativas. Son excesivas en consumismo, luces, actividades, comida y bebida. Con esta simple receta te quiero dar una clave para ayudar a tu cuerpo a llevar una alimentación saludable y desintoxicante durante las fiestas. Esta receta es un caldo depurativo ideal para estas fiestas. Se trata de un caldo de col o repollo, verduras por excelencia de la Navidad. Este caldo es ideal para el tracto intestinal. Asimismo es diurético, antiácido, antibroquial y buenísimo para el hipertiroidismo.

SOPA DE COL DE INVIERNO

Ingredientes para 4 personas:
. ¼ de col-repollo picado fino.
. 4 puerros.
. 4 zanahorias.
. Cubito vegetal ecológico sin sal.
. 1 litro de agua destilada, de osmosis inversa o de mineralización muy débil o agua embotellada.
. 4 cucharadas de copos de avena o de centeno.
. 2 yogures de cabra naturales y ecológicos.
. 4 cucharadas de aceite de germen de trigo.
. 4 dientes de ajo.

Hierve en el agua, echa el cubito vegetal y añade en trocitos la col, los puerros y las zanahorias. Cinco minutos antes de apagar el fuego añade los copos. Si eres propenso a los gases añade, junto con los copos, comino en polvo. Deja hervir a fuego lento sin tapa. Mientras hierven las hortalizas, mezcla en un bol aparte el aceite de germen de trigo y los yogures.

Al momento de servir pica finamente un diente de ajo en el plato de cada comensal. Vierte encima la sopa y por último el yogurt con el aceite de germen de trigo y se remueve.

 NOTA: Si tienes alergia o por cualquier otro motivo no tomas lácteos simplemente omite el yogurt.

2. Masaje especial

El empacho es en realidad una fuerte indigestión y uno de los remedios que rescatamos de la sabiduría ancestral decía que se curaba “tirando el cuerito”. ¿En qué consiste? Se trata de dar un masaje tomando con los dos dedos, índice y pulgar, la piel de la espalda y tirar hasta que haga un chasquido. ¡Para ello necesitarás que alguien lo haga por ti! Aunque parezca magia o brujería, esta técnica funciona y realmente tiene su sentido. “Estos pellizcos en los costados de la columna ayudan a estimular unos nervios conocidos como plexo celíaco o solar, también conocido como zona de el Chakra Plexo Solar, en donde su estimulación ayudaran a movilizar y activar el estómago”

Te deseo unas felices fiestas ¡y una muy buena digestión! 🙂

¡Feliz Navidad!

Ruth Bajo – Naturópata

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *