Sin título-3

La naturopatía ante la enfermedad

Publicado el 28 abril, 2016
Ruth Bajo

LinkedInTwitterFacebook

“Somos lo que comemos”, eso dice el refranero popular. Y por ello, a través de estas líneas me gustaría ofrecerte las herramientas necesarias para comer con salud. Puesto que si comemos de forma saludable, nos convertiremos en personas sanas.

La mala vida

Varios estudios norteamericanos realizados entre 1910 y 1979 muestran una disminución del consumo de granos y verduras frescas, así como aumento de carnes, lácteos y azúcar. Paralelamente se constata un aumento en las enfermedades tales como cardiovasculares, cáncer, hipertensión, diabetes, hipotiroidismo, enfermedades reumatoides, gastro intestinales, hepato-biliares, de piel, hormonales y candidiasis, entre otras. El ritmo de vida, el poco ejercicio que hacemos, junto con los malos hábitos alimenticios perjudican seriamente nuestra salud desde un punto de vista energético, físico, orgánico y emocional. Lo que actualmente comemos tiene un alto contenido en grasas saturadas y azúcares, poca calidad en los alimentos originales, demasiada proteína animal y eso los convierte en alimentos demasiado densos para una vida sedentaria.

Hoy en día, existen muchos problemas relacionados con la mala nutrición y son considerados normales por la idea de que lo sufren la mayoría. El problema reside en no cuestionarse la relación directa entre alimentación y enfermedad.

La naturopatía y la buena salud

Cuando un organismo no reacciona (enferma) puede haber peligro para la vida, por lo que es el momento de ayudarle en ese proceso de debilitamiento. En este caso las terapias complementarias juegan un papel fundamental, ya que te ayudarán a restablecer el estado de salud, vitalidad y bienestar, inherentes al ser.

La naturopatía no sólo aprovecha los beneficios de la buena nutrición, sino que te ayuda a que los alimentos sean metabolizados correctamente. Te ofrece las herramientas necesarias y el camino hacia la salud. La clave para lograrlo está en tener una alimentación saludable y equilibrada, así como en ayudar al organismo a vivir armónicamente, incluyendo un cuidado especial en preparar y seleccionar los propios alimentos, según las necesidades individuales de cada persona. Hay que tener en cuenta que los nutrientes están contenidos en los distintos alimentos, pero la capacidad de procesamiento de nuestro organismo y la correcta eliminación del mismo dependerá de cada alimento. Por ello, la naturopatía se basa en estas premisas y te ayuda a encontrar el camino para sanar tu cuerpo.

En momentos de enfermedad es importante ponernos del lado la naturaleza, adoptando una alimentación sana, adecuada a cada uno, con pocos residuos metabólicos y que nos de la energía suficiente para ayudarle en ese mecanismo de defensa. Éste será el camino que nos ayudará a deshacemos de los tóxicos y toxinas acumuladas. La fitoterapia, la homeopatía, la medicina ortomolecular y otras terapias energéticas como el reiki, la desprogramación celular y la psicoterapia emocional, nos pueden ayudar enormemente con estos procesos.

“La comida rápida, la comida basura y los transgénicos están deteriorando la alimentación y el organismo sufre sus consecuencias”

Estamos en primavera, época del año que junto al otoño, es propicia para comenzar una limpieza en tu organismo. Todos sabemos que la primavera es una época de comienzo de dietas de adelgazamiento y de cuidados de nuestro cuerpo. Mi consejo es que en tu día a día la salud sea lo primero. En el caso de necesitarlo, si la salud va acompañada de pérdida de peso el beneficio para ti será doble.

Si sientes que necesitas ayuda para emprender este camino, no dudes en acudir a un profesional. Es muy importante que sepas que no tienes por qué recorrer este camino en soledad.

Ruth Bajo – Naturópata

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *