Sin título-3

Perder peso con ayuda profesional

Publicado el 2 marzo, 2017
Ruth Bajo

LinkedInTwitterFacebook

La importancia de la asesoría en alimentación natural.

Solemos preocuparnos por el aspecto de nuestro cuerpo en momentos muy puntuales del año, motivados quizá por el deseo de lucir lo mejor posible en verano, al asistir a alguna fiesta especial o en primavera, cuando empiezas a lucir cada vez menos ropa por los incrementos de las temperaturas. Es como si vivieras en una eterna lucha con el deseo incontrolable de comer cuanto se te antoja para castigarte después con una dieta súper arriesgada en nombre de una operación bikini para el verano, fluctuando en dos extremos que terminarán haciendo mella en tu salud. Es un círculo vicioso que no soluciona nada y afecta tu cuerpo y tu psique.

Las dietas relámpago, los regímenes eternos, dietas excesivamente hipocalóricas, y los atracones no son la única opción. El equilibrio y la relación sana con la comida son posibles a través de la asesoría alimenticia. No se trata de hacer dieta, sino de aprender a conocerte y sanar desde dentro.

¿Por qué no puedes parar de comer?

Lo primero que dicen las personas es que no quieren hacer dieta. Esto se entiende y es perfectamente lógico ¿Quién querría perderse la oportunidad de comer tantas cosas deliciosas? La mejor parte es que el enfoque de la asesoría nutricional no está basado en la restricción o regímenes alimenticios a base de lechuga y poco más, todo lo contrario. Las dietas atacan el síntoma, pero no resuelven el verdadero problema de fondo, lo que lleva a las personas a excederse en su alimentación, como la incapacidad de gestionar adecuadamente las emociones.

El objetivo fundamental no es que pelees contigo mismo cada qué vez que te ponen al frente una hamburguesa y te resistas a comerla, sino de sanar la relación que tengas con la comida. Cuando existe un balance emocional, la necesidad de darse atracones de comidas desaparece por completo; pues una de las causas de que termines comiendo en exceso puede ser la angustia, el estrés y la ansiedad, emociones siempre presentes en el agitado ritmo de vida moderno. Para muchas personas la comida es una suerte de salida para las emociones que buscan calmar, presentan lo que podríamos llamar hambre emocional o también o hedónico. Esto genera frustración, porque terminas devorando todo lo que te ponen al frente cuando tienes que lidiar con alguna situación estresante.

El sobrepeso: mucho más que un problema estético

Si bien es cierto que la mayoría de las personas que se acerca a recibir asesoría alimenticia suele estar motivada por un deseo de lucir un cuerpo envidiable en bikini o porque desea ajustarse a un canon de belleza particular, casi siempre terminan entendiendo que estar pasado de peso es un síntoma muy grave que refleja una serie de problemas emocionales que tienen efectos perjudiciales en la salud corporal y emocional. Perder peso con el apoyo de una persona especializado en el acompañamiento, se convierte en una tarea que vendría a sanar al individuo en todos los niveles, comenzando con el cuerpo físico y trascendiendo al plano emocional y mental.

Un asesor en alimentación natural está capacitado para orientarte de forma holística, haciendo énfasis en técnicas que se ocuparán también en el acondicionamiento de tu cuerpo para responder a todos los cambios que estarás haciendo y adaptándolas a tus necesidades particulares, en ese camino hacia la búsqueda de tu peso ideal. Pero si además lo que deseas es brindarle la máxima salud y sentir de lleno sus beneficios, este te brindará la oportunidad de acompañarlo de un programa que consistiría en emprender la ruta de la sanación de tu organismo con depuraciones (tan famosas, pero que poco saben hacer) que complementarían tu trabajo en otros niveles, así como un abanico de técnicas que no harían mas que complementar y ayudar en este proceso. No hay caminos preestablecidos ni atajos, con la asesoría nutricional se trata de trazar un plan único y particular para cada individuo.

Cómo funciona la asesoría nutricional

A través de la asesoría nutricional adquirirás las herramientas necesarias para poder tramitar los estados emocionales. Esto se logrará a través de orientación psicológica, ejercicios, trabajos con el inconsciente, entre otros; todo esto dentro de un ambiente personalizado y adecuado a las necesidades específicas de cada individuo. Asimismo, no se trata sólo de brindar soluciones inmediatas para una situación determinada, sino de que aprendas a conocer tu cuerpo, los procesos biológicos, tus debilidades y fortalezas, lo que significa nutrirte en todos los niveles, aprender sobre tu peso ideal, soltar creencias que te limitan e identificar los comportamientos que te llevan a repetir patrones y se convierten en obstáculos.

Un asesor nutricional te ayudará a re-descubrir tu propio cuerpo; como por ejemplo, aprender a identificar el hambre física, mental y emocional; lo que te ayudará a evitar los atracones y te hará comer sólo cuando realmente lo necesitas, así como trazar nuevos caminos ante los inconvenientes con los que comúnmente nos encontramos como es termogénesis adaptativa. Encontrarás en un profesional de confianza el apoyo que necesitas para alcanzar tu peso ideal, mejorar tu relación con los alimentos y al mismo tiempo, gestionar tus emociones de una forma sana y encontrar un tipo de alimentación adaptado personalmente a ti, con un lato nivel de adherencia. El objetivo es hacer un trabajo integral, cuyos resultados permanezcan en el tiempo y sean el reflejo de una verdadera transformación y evolución personal.

Ruth Bajo – Naturópata

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *