Sin título-3

El masaje Pressel

Publicado el 5 mayo, 2016
Marian López

LinkedInTwitterFacebook

El masaje Pressel fue desarrollado y practicado por el doctor Simeon Pressel (1905-1980) durante más de 40 años. El doctor Pressel basó su trabajo en la idea de que en nuestro organismo muscular se van grabando las experiencias biográficas que vamos viviendo y residen allí de una forma inconsciente. De esta manera, movilizando la musculatura podemos llevar a conciencia todos los aspectos del pasado que haya que trabajar o comprender para poder así transformarlos. Una musculatura caliente, con buen riego sanguíneo, suelta y sin dolor es la base para llevar una vida saludable tanto física como emocional.

El objetivo principal del masaje Pressel es el fortalecimiento y activación de las funciones del sistema rítmico donde se haya la fuente primordial de las fuerzas sanadoras del organismo humano. El masaje Pressel tiene en cuenta principios tan básicos como el calor, la polaridad y el ritmo del ser humano. Trabaja de forma holística sobre todos sus cuerpos; físico, energético, emocional y espiritual, llegando a cada uno de ellos a través de la musculatura. El masaje Pressel aporta claridad en el pensar, bienestar en sí mismo, impulso de la voluntad, aumento de la energía vital, además de la mejora de la sintomatología presentada.

Este masaje terapeútico está indicado para cualquier dolencia física, conflicto emocional y enfermedad crónica, así como depresiones, insomnio, alergias, ansiedad y fortalecimiento del sistema inmunológico. También está indicado para la preparación del cuerpo a cualquier proceso como fertilidad, operaciones y otros tratamientos ya que aumenta la energía vital y alinea los cuatro cuerpos.

El masaje se da en 2 sesiones, una sesión de piernas y otra de espalda, es placentero y relajante y además preventivo, puesto que es una manera de mantener las fuerzas curativas actualizadas.

Caso de estudio

L.B. es una paciente de 37 años que ha sido golpeada por detrás en el coche en dos ocasiones. Llevaba desde los 23 años con dolores crónicos de espalda y sin poder girar bien el cuello. Se encontraba sin energía para llevar a cabo su vida ya que no descansaba bien si no tomaba relajantes musculares o visitaba a distintos especialistas que le aliviasen el dolor momentáneamente. Además, su trabajo en aquel momento le generaba un estrés que a su vez le causaba insomnio y sobresaltos en mitad de la noche, impidiéndole descansar.

Tras años sin obtener una solución real a sus dolores y cansancio comenzó un tratamiento con masaje Pressel. En total recibió 6 masajes; tres de piernas y tres de espalda. Desde el primer masaje L.B. notó resultados. Comenzó a sentir descarga en la espalda, alivio del dolor, comenzó a estar más tranquila y a dormir con menos nerviosismo. La mejora iba en progresión a medida que iba recibiendo masajes. Tras el tratamiento L.B. se sintió con la energía vital que le permitía llevar una vida normal, sin dolor ni bloqueo en la espalda y cuello, permitiéndole girarlo con normalidad, mejoró su estado de ánimo y se mostró más optimista. Durante este proceso decidió dejar su trabajo y con ello el estrés y agotamiento que le generaba. A día de hoy L.B. se da alguna sesión de recuerdo y lleva una vida plena y sin dolores.

Cuando hablamos de masaje Pressel podemos hablar de psicoterapia corporal ya que a través del cuerpo llegamos a los aspectos más profundos del ser de forma tranquila y nada traumática. La idea central de este tratamiento es que cada uno llegará a donde esté preparado a su propio ritmo; el camino es de cada uno y el terapeuta sólo acompaña.

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *