Sin título-3

Hipotiroidismo: cómo reducir el problema con la alimentación

Publicado el 8 agosto, 2014
admin

LinkedInTwitterFacebook

 

El hipotiroidismo es un funcionamiento deficiente de la tiroides, que no produce cantidad suficiente de hormona tiroidea. Como esta hormona controla nuestro ritmo metabólico, es decir, el ritmo al cual quemamos calorías para obtener energía, una deficiencia de ella puede dar como resultado fatiga, aumento de peso, sensación de frío, ritmo cardiaco lento, debilidad, estreñimiento y depresión, entre otras.

CAUSAS – ¿Qué sucede cuando sufrimos hipotiroidismo?

Principalmente hay 3 posibles causas por las que padecer hipotiroidismo:

  1. Puede haber una falta de hormona tiroidea.
  2. Puede tratarse de un problema de la conversión de dicha hormona en su forma activa.
  3. La presencia de anticuerpos tiroideos que suprimen el funcionamiento de la tiroides.

Estas causas pueden estar relacionadas con una falta de consumo de ciertos nutrientes, falta de ejercicio, intolerancias alimenticias y perturbaciones en el resto del sistema endocrino.

PLAN DE ACCION

Cuando alguno de los pacientes que he tenido ha llegado a consulta resignado con sus kilos de más porque sufre hipotiroidismo, yo les transmito que no tienen que resignarse, que la gente que sufre esta patología metabólica también puede perder peso, eso sí, con mucho más esfuerzo que una persona que no lo sufre pero que se puede, porque yo lo he visto muchos casos.

En estos casos el plan de acción que propongo es el siguiente:

1. Comida y bebida: Dieta baja en calorías es lo principal. Pero dentro de esta debemos incluir para mejorar el funcionamiento:

  • Los vegetales marinos contiene yodo, necesario para la producción de la hormona tiroidea. El kelp y el nori están especialmente indicados.
  • Alimentos enriquecidos con selenio, que es necesario para el buen funcionamiento de la tiroides.
  • Las frutas y vegetales frescos, nueces, cereal integral, legumbre, pescado, fuentes importantes de vitaminas B, zinc, vit C y el magnesio.
  • Por último el agua, al menos 8 vasos diarios. Los niveles de líquido son vitales para el sistema endocrino, incluida la tiroides.

2. Evitar

  • El trigo, la gliadina del trigo puede ser tóxica para la tiroides, de modo, que es preferible evitarlo. Para algunas personas es mejor prescindir también de muchos otros cereales con gluten.
  • Verduras, brócoli, repollo, col rizada, coliflor, la soja , el mijo…todos estos alimentos pueden suprimir el funcionamiento del tiroides.
  • Evitar un consumo excesivo de sal, cafeína y lácteos durante un tiempo puede ser beneficioso.
  • El azúcar, hidratos de carbono refinados, comidas procesadas y el alcohol pueden hacer ganar kilos con facilidad.
  • El flúor y el cloro, ambos son químicamente parecidos al yodo y pueden desplazar al yodo de la tiroides.

La mayoría de las personas diagnosticadas de hipotiroidismo están medicadas, pero hay muchas otras que a pesar de tener alterado el tiroides no toman ninguna medicación, para estas últimas es importante que sepan que existen suplementos naturales y hierbas que contienen L- tirosina, que es un aminoácido necesario para el buen funcionamiento de la tiroides.

Dieta recomendada para el hipotiroidismo

  • Dieta hipocalórica baja en grasas y rica en frutas (peras y plátanos) y verduras, ricas en vitaminas y minerales.
  • Que sea rica en fibra para contrarrestar el estreñimiento. La fibra está presente en alimentos integrales de grano entero y en la cáscara de frutas y vegetales.
  • Pescados azules y sal yodada.
  • Alimentos como el ajo, mariscos, yemas de huevo, perejil, albahaca y la sal yodada son importantes para contrarrestar la deficiencia de yodo en el organismo.
  • Bebe mucha agua, ya que es muy importante una hidratación adecuada.
  • Evita alimentos procesados y refinados. Este tipo de alimentos que incluyen harinas blanca y azúcar contienen muchas calorías y muy pocos nutrientes, lo que se conoce como “calorías vacías”. Como parte de la dieta hay que limitar este tipo de productos.
  • Elige carnes magras y pollo sin piel, evitando las carnes rojas, los embutidos y los quesos grasosos. alimentos ricos en yodo.
  • Aumenta la actividad física, preferiblemente caminar rápido, trotar, bicicleta, subir escaleras, bailar, aeróbicos, entre otros por lo menos 30 minutos diarios.

Si sufres de hipotiroidismo y necesitas ayuda para reducir síntomas tales como el exceso de peso no dudes en visitarme en mi consulta. Para más información llámanos al 91 631 52 17.

Irene Cañadas Nutricionista de Salud Butragueño

 

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *