Sin título-3

Ejercicio fácil de mindfulness

Publicado el 7 abril, 2016
Ignacio Hernández

LinkedInTwitterFacebook

¿Para qué mindfulness? Para aprender a vivir mi momento presente plenamente. Así de fácil, ¿no? A priori uno podría pensar, “yo ya vivo en mi presente, ¿dónde iba a estar sino?” Lo que es incuestionable es que nuestro cuerpo está siempre en nuestro presente, ¿y nuestra mente? Ésta es otra cuestión más difícil de contestar. En este post te invito a que hagas un repaso de un par de actividades que has llevado a cabo esta mañana con el fin de comprobar donde estaba tu mente en cada una de ellas. Podría ser algo así:

Me levanto y…

  1. … me ducho y mientras tanto pienso en todo lo que tengo que hacer hoy y como organizarme.
  2. … desayuno, tiempo que utilizo para repasar y planificar mi jornada laboral.

Ahora repetimos la pregunta, ¿dónde estabas tu mente durante ese tiempo? Y para averiguar si estaba en tu presente repasamos de nuevo esas actividades de una manera diferente:

  1. En la ducha, ¿eras consciente de como cae el agua por tu cuerpo, del olor del gel? ¿podrías asegurar al 100% que has lavado todas las partes de tu cuerpo? Normalmente no nos damos cuenta de todas estas cosas porque no estamos atentos a lo que hacemos.
  2. En el desayuno, ¿te has parado a saborear lo que comías? ¿te has fijado en la temperatura del café o en la textura de lo que comías? Probablemente no, estarías mirando el móvil o haciendo cualquier otra cosa, lo que hace que no seas consciente de tu momento presente.

En muchas ocasiones no nos damos cuenta de lo que está pasando, nos perdemos en nuestros pensamientos y dejamos de ser conscientes de lo que ocurre “aquí y ahora”. Y esto es lo más importante, lo que está ocurriendo, porque es lo que nos permite vivir en nuestro presente con menos estrés.

“Si quieres conocer el pasado, entonces mira tú presente que es el resultado. Si quieres conocer tu futuro, mira tú presente que es la causa” – Buda

Nos estresamos porque estamos constantemente viviendo en el futuro y en el pasado, en los “y si hubiera…”. Esto es una gran fuente de estrés y ansiedad porque nos pasamos la vida preocupándonos de las cosas en vez de ocupándonos de ellas. Pasamos los días intentando vivir ayer y mañana, y esto es definitivamente imposible, por mucho que lo intentemos.

“El futuro no está en nuestras manos. No ejercemos poder sobre él. Sólo nos queda actuar, aquí y ahora” – Teresa de Calcuta.

Practicando mindfulness, aprenderás a vivir la vida de otra manera. Aprenderás a gestionar tu estrés, tus emociones y tus pensamientos. Serás más consciente del momento presente, lo que te servirá para disfrutar más de las cosas y para vivir con menos estrés ¿Estás preparado para ello?

Ignacio Hernández – Psicólogo especializado en mindfulness

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *