Sin título-3

Dolor del talón en niños: Enfermedad de Sever.

Publicado el 23 marzo, 2017
Carlos Peralta

LinkedInTwitterFacebook

Durante la edad infantil es poco frecuente que nuestros hijos se quejen de dolor en el pie. Cuando indican dolor sin una causa aparente y este dolor se prolonga algunos días hay que prestarle atención.

Uno de estos dolores persistentes en edad infantil aparece en el talón. Con más frecuencia en edades comprendidas entre los 7 y los 12 años, y ésta muy relacionado con las actividades deportivas que impliquen actividad de los músculos posteriores de la pierna, principalmente del gemelo y el soleo. Algunas de estas actividades son el atletismo, el fútbol y el baloncesto.

¿Qué ocurre en la enfermedad de Sever?

En estas edades el hueso calcáneo que se sitúa en el talón del pie aún no ha terminado de osificarse. El tendón de Aquiles se inserta en la parte posterior del calcáneo y al correr o saltar tracciona del hueso produciendo inflamación del cartílago de crecimiento. El niño generalmente indica dolor al acabar la actividad deportiva. Suele localizar el dolor en toda la zona del talón y especialmente en la cara posterior. Si no se realiza tratamiento el dolor se puede ir haciendo más constante llegando incluso a doler de forma continua al apoyar el pie en el suelo.

¿Qué hacer si a tu hijo le duele el talón?

Si el dolor aparece en días posteriores al realizar la actividad deportiva, debemos sospechar de esta patología y habría que valorarlo en la consulta de podología. Generalmente sólo con la clínica que indica el paciente y haciendo una exploración se puede diagnosticar con exactitud la Enfermedad de Sever. Una prueba complementaría es la radiografía lateral de retropié.

Cómo se trata la enfermedad de Sever

El reposo y las terapias antiinflamatorias (hielo, antiinflamatorios) mejoran el dolor. Un estudio de la marcha y la pisada nos permite valorar si es necesario aplicar alguna órtesis plantar para evitar tener que cesar en la actividad deportiva durante un tiempo más prolongado.

Si un hijo o hija tuya se queja de un dolor en el talón, no le quites importancia. Acude a un podólogo para que os ayude a diagnosticar y tratar el problema lo antes posible.

Carlos Peralta Carreño – Podólogo

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *