Sin título-3

Cómo escoger tu calzado

Publicado el 6 febrero, 2015
admin

LinkedInTwitterFacebook

El dolor de los pies es un síntoma muy frecuente en la edad adulta. La mayoría de las personas lo sufren en algún momento de su vida, ya que pueden ser asiento tanto de enfermedades originadas en ellos como de enfermedades generales que les pueden afectar (artritis reumatoide, artrosis, gota y diabetes). La semana pasada hablamos del calzado para niños, esta semana nos centramos en el calzado para adultos.

Para preservar los pies en buen estado de salud, es conveniente tener presente algunos consejos:

  • Usar zapatos amplios y de piel flexible, dejando una distancia de aproximadamente 1cm entre el dedo más largo y el final del zapato.
  • No usar sólo el mismo par de zapatos durante mucho tiempo. Alternar dos o tres pares.
  • Evitar tacones altos y estrechos.
  • El contrafuerte del talón debe ser confortable pero a la vez deberá impedir los desplazamientos laterales.
  • Comprar zapatos a última hora de la tarde, cuando el pie alcanza el máximo volumen.

Para deportistas.

  • Usar dos pares de calcetines (de algodón) para prevenir la aparición de ampollas.
  • Las zapatillas serán las indicadas para cada actividad deportiva.
  • Las uñas deberán ser cortadas rectas para evitar que se enclaven.
  • Acudir al podólogo varios días antes de la competición para tratar los callos y durezas.
  • Nunca estrenar los zapatos deportivos el día de la competición.
  • Comprobar si existe desgaste excesivo en zonas concretas de las zapatillas.

Para diabéticos.

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por el aumento de glucosa en la sangre y como consecuencia de ello se produce una alteración en la circulación sanguínea periférica, muy especialmente a nivel de los pies. Para evitar o minimizar sus complicaciones, es muy importante observar los siguientes consejos:

  • Lavar diariamente los pies con agua templada y jabón neutro.
  • No mantenerlos mojados más de 10 minutos.
  • Secar adecuadamente los espacios interdigitales.
  • Aplicar crema hidratante en todo el pie menos en los espacios interdigitales.
  • No usar callicidas ni ácidos que puedan provocar una quemadura.
  • El corte de las uñas será recto y es recomendable que se limen.
  • Inspeccionar diariamente los pies (un espejo puede ser de gran ayuda).
  • Los calcetines serán sin costuras, evitando tejidos sintéticos.
  • Comprobar el interior del zapato por si hubiera cuerpos extraños.
  • Los zapatos serán de tacón bajo y abrocharán de forma que no compriman el pie (cordones o velcro).
  • El mejor momento para comprar zapatos es a última hora de la tarde, cuando el pie alcanza el máximo volumen.
  • Nunca se debe andar descalzo.
  • Procurar no fumar, para evitar que la circulación empeore.
  • Acudir al podólogo regularmente y ante la aparición de la más mínima lesión.

Omar Álvarez – Podólogo

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *