Sin título-3

Cómo eliminar el estreñimiento

Publicado el 7 agosto, 2015
Marta Fontanet

LinkedInTwitterFacebook

Uno de los problemas más comunes por el ritmo actual es el estreñimeinto. Si preguntas a tu alrededor o empiezas a observarte, seguramente hayas padecido con menor o mayor constancia el indeseado estreñimiento ¡incluso sin saberlo! ¿Vas al baño siempre después de fumar? ¿Realizas esfuerzo durante la evacuación hasta ponerte colorado? ¿Tomas alguna pieza de fruta exclusivamente o fibra al por mayor? ¿sales de viaje y se para tu intestino? ¿Nunca tienes ganas de evacuar? Si alguna de estas situaciones te resulta familiar, es hora de poner remedio para que un acto diario y natural no se vuelva una pesadilla.

Empecemos por el principio. El tránsito intestinal no es constante, ya que se ve influenciado por la alimentación, la ingesta de líquidos, el estrés, el sedentarismo y la actividad física que realices. Es por ello que se ve fácilmente alterado en la sociedad actual. No obstante, estas razones no son las únicas responsables del estreñimiento. Los músculos del suelo pélvico, situados en la parte inferior de la pelvis, forman parte del proceso de sensibilidad y vaciado rectal. Además, hay que tener en cuenta los hábitos comportamentales (horarios y tiempos de comida), y educacionales  (miedos o tabús) que se ven involucrados en el proceso. Si la frecuencia es inferior a 3 veces por semana será considerado como estreñimiento. 

Por lo tanto, debemos entender el estreñimiento bajo la actuación de dos sistemas en nuestro cuerpo. Por un lado está la parte de origen visceral, por el papel que toma nuestro ritmo intestinal, y por otro lado está la parte distal, por la función muscular del suelo pélvico. Ninguno excluye al otro pero siempre predomina uno, de modo que pueden retroalimentarse.

¿Cómo se produce el estreñimiento?

Dentro del grupo muscular del suelo pélvico, es el elevador del ano el mayor responsable de facilitar el proceso de vaciado y sensibilidad de llenado rectal. Cuando la musculatura del suelo pélvico se encuentra debilitada, altera la posición de la ampolla rectal en relación al esfinter anal (llamado ángulo anorectal), y en consecuencia dificulta su funcionamiento durante el vaciado. Esto permite que la zona vaya acumulando una cantidad mayor de heces de manera paulatina. En la parte distal de la ampolla anorectal es donde se encuentran los receptores sensitivos responsables de transmitir la sensación de vaciado, pero si esta zona va permitiendo una mayor capacidad de llenado, cada vez tarda más en trasmitir dicha infomación y hacernos consciente de ello. De esta manera va instaurándose sin saberlo un estreñimiento distal.

Tratamiento

Mediante la fisioterapia pelviperineal puedes conocer como están tu sistema digestivo y el funcionalmente anorectal, así como estimular la función visceral y recuperar la normalidad del proceso fisiológico anorectal. De modo que los síntomas secundarios al estreñimiento como los gases e hinchazón abdominal, hemorroides, fisuras, rectoceles y pesadez rectal se verán beneficiados remitiendo progresivamente.

Existe una gran variedad de ejercicios, técnicas fisioterapéuticas y pautas comportamentales que permiten restablecer el funcionamiento anorectal y volver a la normalidad un proceso fisiológico. Aprender el automasaje abdominal, ir a defecar cuando se siente la necesidad independientemente del lugar donde nos encontremos (hogar, trabajo, colegio…), una ingesta de líquidos a lo largo del día y una actividad física induce el movimiento peristáltico son pequeñas costumbres que producirán grandes cambios.

Una de las primeras recomendaciones sería observar la posición en la que uno defeca, y adaptarla para beneficiar el proceso. Ésta consiste en colocar las rodillas por encima de la cadera, ya sea poniendo los pies de puntillas o apoyándolos sobre un taburete; avanzar el cuerpo hacia las rodillas para mejorar la posición del ángulo anorectal; y evitar la valsalva. En caso de necesitar ayuda, inicialmente se puede utilizar la espiración durante el esfuerzo.

Marta Fontanet – Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico.

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *