Sin título-3

8 consejos para tu alimentación en otoño

Publicado el 27 octubre, 2016
Ruth Bajo

LinkedInTwitterFacebook

Con la llegada del otoño los días son más cortos, la luz más opaca y la temperatura desciende hasta sentir el frío que poco a poco va dando paso al invierno. Estos son algunos de los cambios que puedes notar en tu cuerpo a nivel físico, pero ¿qué pasa realmente dentro de nosotros?

Existe la llamada depresión otoñal, que coincide con los cambios estacionales y el descenso de la exposición de la luz del sol. Este cambio de estación da lugar a grandes cambios hormonales y por ende cambios a nivel emocional. La energía de nuestro organismo también empieza a recogerse, por lo que la alimentación natural nos ayudará en todo este proceso de cambio, proporcionándonos calor interior, relajación y centro.

La naturaleza en una danza sincronizada se adapta a estos cambios y en este artículo quiero ayudarte con unas simples herramientas a que tú también te adaptes a esta nueva estación. El otoño es una de las estaciones más mágicas, llenas de transformación, y de cambios con todos sus contrastes , una energía que nos lleva al recogimiento y es genial poder disfrutarla desde la salud.

  1. Reduce las bebidas y comidas frías e incrementa las ensaladas de hervidos.
  2. Aumenta ligeramente el consumo de grasas saludables y legumbres.
  3. Potencia el consumo de verduras redondas y de raíces en estofados, cremas y caldos.
  4. Aumenta el consumo de cereales. Los cereales más adecuados son el arroz integral, el arroz salvaje, el mijo, la avena, el trigo sarraceno y la quinoa. Consume cuscús, pastas y sémolas de manera ocasional.
  5. Añade a tus comidas avellanas o almendras, castañas o azukis.
  6. Puedes añadir a tus comidas algas.
  7. No nos olvidemos de la proteínas. Una buena fuente de proteínas vegetal es el tempeh, el seitán y el tofu, en cocciones lentas que nos generen calor interior.
  8. Reduce el consumo de hierbas aromáticas frescas para sustituirlas por las secas. Las especias que te recomiendo durante esta época del año son el jengibre, la canela, el clavo y la nuez moscada.

Una última recomendación, que considero importante en esta época del año, es que acompañes la hora de la cena con la luz evitando cenar demasiado tarde. Así también tu cuerpo tiene tiempo de descansar y repararse durante la noche, sin gastar energía en la digestión.

¡Espero que estos consejos te ayuden a disfrutar más todavía de esta bonita estación!

Ruth Bajo – Naturópata

LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *