Sin título-3

5 razones para querer aprender a despejar la mente

Publicado el 23 enero, 2015
admin

LinkedInTwitterFacebook

Hoy en día es difícil desconectar de nuestros problemas. Muchas personas dan vueltas y vueltas a sus preocupaciones, sin dar un paso al frente y poner soluciones porque tienen su mente atascada en ese bucle. Poder darte un descanso de las constantes preocupaciones y ser capaz de alcanzar un estado en el que ves tus problemas desde arriba, y no sepultado por ellos, debería ser una razón suficiente para aprender a mantener la mente despejada. Pero, además, hay otras cinco importantes razones para ello:

  1. Mejora el estado de ánimo. Al mantener la mente despejada, no sólo redices los niveles de ansiedad y estrés, sino que aprendes a gestionar las emociones negativas y amplificas tu capacidad de sentir y ser conscientes de las emociones positivas. Si aprendes a relajar tu mente, elevas tu estado de ánimo general.
  2. Mejora el estado físico. Mente y cuerpo están más relacionados de lo que podemos imaginar. En muchas ocasiones, nuestro cuerpo manifiesta lo que sucede en nuestra mente, dando lugar a problemas físicos de todo tipo. Al mantener tu mente más despejada y relajada, esto se traduce en un cuerpo relajado y sano, sin dolores de estómago o de cabeza, entre otros. Ya sabes, “mens sana in corpore sano”.
  3. Aumenta la capacidad de autocontrol. En unos estudios dirigidos por Sara Lazar, se apreciaron incrementos de materia gris en aquellas áreas implicadas en el control emocional, en personas que habían aprendido a mantener la mente despejada. Cuando más despejada esté tu cabeza, con más perspectiva verás lo que te sucede, y podrás actuar de una manera adecuada sin que las emociones te desborden.
  4. Mejora las habilidades cognitivas y el funcionamiento cerebral. La práctica de técnicas de relajación mental parece aumentar también la densidad de materia gris en determinadas áreas relacionadas con habilidades cognitivas, como la capacidad de concentración, atención, aprendizaje y memoria. Las técnicas de relajación sirven de entrenamiento para la atención y la concentración, ya que permiten enfocar la mente sobre una tarea y mantenerla ahí, dejando de lado cualquier distracción.
  5. Favorece la vida social. Al aprender a despejar la mente, aprendes también a gestionar tus emociones de un modo más eficaz. Esta es una de las principales claves de la inteligencia emocional. Y con inteligencia emocional, conseguirás que tus relaciones sean más saludables y satisfactorias.

Recuerda, si pasas demasiado tiempo pensando en problemas, no dejas tiempo para pensar en soluciones. Si pasas demasiado tiempo preocupado, no te permites disfrutar de las cosas buenas de la vida. Practica relajación cada día, serás más feliz.

Helena Arias Vidaurre – Psicóloga

Bibliografía:

Hölzel B.K., Carmody J., Vangel M., Congleton C., Yerramsetti S.M., Gard T. y Lazar S.W. (2011). Mindfulness practice leads to increases in regional brain gray matter density, Psychiatry Research: Neuroimaging, 191 (1) 36-43.
LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *