Sin título-3

La flexibilidad es imprescindible para un buen rendimiento deportivo

Publicado el 30 diciembre, 2018
Salud Butragueno

Google+LinkedInTwitterFacebook

Los estiramientos pasan muchas veces a estar olvidados en los entrenamientos deportivos, quizá por falta de tiempo, por cansancio, o por simple vaguería. Pero la flexibilidad no es sólo una capacidad que desarrollamos para estirarnos hasta cierto punto, sino también la de regresar a su estado original recuperando su forma primera.

Debe ser una prioridad para todos los deportistas que entrenan, porque si no hacemos que las fibras crezcan y se desarrollen, acumulando tensión y volviéndonos más rígidos. En general, lo recomendaría tras el ejercicio. En casos extremos como los deportistas de alto rendimiento, lo recomendaría también al inicio. Y en el caso de los deportes de contacto o artes marciales con patada, lo recomendaría casi en todo momento.

Mis enseñanzas y experiencia personal en el campo del kick boxing, señalan que el procedimiento más óptimo es realizar los estiramientos muy dinámicos antes de comenzar la actividad. Si el entrenamiento incluye una parte propia de flexibilidad, se hará en estático, pero se deberá volver a activar la musculatura ofreciendo calor de nuevo al músculo o haciendo una transición a estiramientos dinámicos que faciliten el lanzamiento, en nuestro caso de patadas, sin riesgo de lesión. Y siempre, estirar también unos minutos al finalizar la sesión de entrenamiento, ya que puede además ayudarnos a reducir las molestias musculares que se puedan producir en los momentos posteriores al ejercicio. Lo más recomendable es mantener la posición durante 30 segundos aproximadamente en el punto más lejano que seamos capaces de alcanzar, sin sentir dolor.

Mantenerse flexible, previene lesiones de roturas musculares, esguinces o tendinitis, que se producen con la realización de movimientos más amplios de lo habitual y para los que no estamos preparados. Y es que, trabajar la flexibilidad,ayuda a mantener las fibras musculares jóvenes durante más tiempo, pudiendo entrenar con menor riesgo. Por otro lado, la potencia es la mezcla entre velocidad y fuerza en el movimiento por lo que los estiramientos mejoran también nuestra potencia muscular indirectamente.

De manera más genérica, con los estiramientos adecuados la capacidad física mejora con un mayor rango de movimientos, y corrige nuestra postura natural, de posiciones forzadas a base de un mal entrenamiento, posturales o la propia gravedad. Buena parte de las molestias que sufrimos, son consecuencia de la contracción constante y continuada de los músculos, y si no los cuidamos, cada vez necesitarán una mayor cantidad de energía para realizar la misma actividad. La flexibilidad puede se la solución para algunos tipos de dolor crónico, ya que como acabo de exponer, muchos músculos tensos pueden causar dolor en lugares inesperados. Y otro beneficio es que se produce un aumento sanguíneo al músculo, que a su vez facilita el aporte de nutrientes hacia este tejido; ofreciendo una recuperación post-entrenamiento más rápida.

Y, por último, decir que también está demostrado que mejora la coordinación neuromuscular, porque al trabajar la flexibilidad se aumenta la velocidad del impulso nervioso que emite nuestro cerebro en dirección al músculo para que realice el movimiento, logrando que llegue en un tiempo menor y más coordinado.

Juan Avellano (Instructor de kick boxing en el gimnasio Kisul de Las Rozas)

http://kisulartesmarciales.com

Google+LinkedInTwitterFacebook

1 Comentarios

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *