Sin título-3

5 consejos para evitar hongos en los pies

Publicado el 13 julio, 2017
Carlos Peralta

Google+LinkedInTwitterFacebook

La dermatomicosis es una enfermedad producida por hongos que infecta y contagia la piel. Frecuentemente, los hongos se presentan en los pies siendo muy habitual que aparezcan en verano. El grupo de hongos de los dermatofitos es el más importante en podología y causa infecciones cutáneas superficiales subagudas y crónicas. En el verano la elevación de las temperaturas y el contacto del pie con superficies húmedas comunes facilitan su contagio.

Estas infecciones generalmente se presentan como unas lesiones cutáneas de forma redondeada u ovalada enrojecidas que tienden a descamarse. Una de las infecciones más comunes en el pie es el llamado “pie de atleta” que aparece entre los dedos de los pies y los pliegues de flexión. El pie de atleta genera unas lesiones con forma de placa macerada, blanda y blanquecina y va acompañado de una sensación de quemazón y picor en la zona afectada. El pie de atleta puede además llegar a producir fisuras en la piel.

El contagio se produce por contacto directo de la piel con el hongo mediante otras regiones de piel infectada de otras personas o por objetos infectados como calcetines, toallas y cualquier tipo de superficie en las que ya se encuentre el hongo. Andar descalzo sobre superficies húmedas de zonas comunes facilita enormemente su contagio.

¿Qué hacer para evitar el contagio de hongos?
  1. Higiene. Mantén unas buenas condiciones higiénicas del pie: lavarlo bien a diario.
  2. Evita la humedad. Seca muy bien tus pies después de la ducha. Si nos calzamos con el pie húmedo facilitamos el desarrollo de un hongo al aumentar la humedad dentro del calzado.
  3. Calzado. Durante este verano evita el calzado cerrado que no transpire. Éste tipo de calzado aumenta enormemente la temperatura del pie y no deja salir la humedad que se genera por el sudor.
  4. Evita ir descalzo. Evita andar descalzo sobre superficies comunes donde otras personas han podido infectar con hongos.
  5. Prendas. No compartas toallas o calcetines con otras personas.

Si tienes picores y rojeces en los pies, lo mejor es que acudas a un podólogo para diagnosticar la infección y comenzar su tratamiento lo antes posible.

Carlos Peralta – Podólogo.

Google+LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *