Sin título-3

Beneficios de la respiración consciente

Publicado el 23 noviembre, 2017
Naiara Pedro Tatay

Google+LinkedInTwitterFacebook

“¿Estas agobiado? Respira”.

Todos hemos oído esta solución a nuestros momentos de estrés, pero ¿sabemos hacerlo realmente? ¿Conoces todo el potencial de tu respiración? En general tenemos muy poca consciencia de cómo respiramos y muy poco conocimiento de cómo utilizar nuestra respiración para profundizar y ampliar nuestras capacidades. La respiración tiene un potencial inmenso que desconocemos, es nuestro puente al cuerpo y nuestro anclaje al momento presente. La respiración nos conecta con la escucha del cuerpo y la mente, nos puede ayudar a cosas tan útiles y necesarias como:

  • Cambiar nuestros pensamientos
  • Limpiar memorias del sistema nervioso.
  • Eliminar la tensión de nuestros músculos.
  • Aliviar la ansiedad y el estrés.
  • Mejorar la concentración.
  • Trabajar nuestra voluntad.
  • Lograr un buen descanso por las noches.

Puede resultar desconcertante que a través de un reflejo involuntario de nuestro cuerpo se pueda abordar tantas situaciones, pero lo cierto es que se puede, es cuestión de hacerla consciente y realizar un trabajo de atención y reequilibrio.

Una realidad más científica occidental y práctica es que vivimos en una sociedad en la que la gran mayoría de los trabajos exigen estar 8 horas sentados delante de un ordenador cinco días de la semana seguidos. Esto supone un estrés y desgaste tanto físico como mental ¿Cómo afecta a nuestra respiración? A grandes rasgos, nuestro cuerpo no detecta altos niveles de CO2 en sangre, como ocurre cuando hacemos ejercicio o nos estamos moviendo, por lo que nuestro sistema autónomo no da la orden de hacer una respiración completa o profunda para oxigenarnos. Como consecuencia, nuestro desgaste mental va aumentando, la respiración se acorta, aumentan la ansiedad y la falta de concentración, y por tanto la efectividad en lo que estamos haciendo se reduce ¿Cómo solemos solucionarlo? Normalmente, con una bebida estimulante o con dulces. Cuando una solución más saludable, autónoma y efectiva sería beber un buen vaso de agua y hacer unas cuantas respiraciones profundas. Esto nos suele suceder porque tenemos muy poca escucha de lo que está sucediendo en nuestro cuerpo y nuestra mente, así como lo que realmente necesitamos. Esto nos conduce a entrar en modos de vida perjudiciales y dependientes tanto de estimulantes como de tranquilizantes externos. Todo esto afecta directamente a nuestro sistema nervioso y por consiguiente a nuestra respiración.

Para no entrar en estas rutinas dañinas y tener un modo de vida más saludable necesitamos, entre otras cosas, contemplar todos los tipos de alimentos que necesitamos. No me refiero sólo a las legumbres o cereales que ingieres en el día, no, me refiero al resto de los alimentos a los cuales no les damos tanta importancia. Me refiero a el alimento visual, al táctil, auditivo, el alimento emocional, espiritual y el alimento que intentamos hacer consciente en este artículo, que es el alimento celeste. Disponible en el universo en completa abundancia y generosidad ¿Respiras con abundancia y generosidad? Yo asemejaría el valor nutricional que le damos a nuestro cuerpo cuando respiramos de una manera acortada y desordenada como cuando le damos un alimento congelado de comida rápida. Cuando existe una buena higiene respiratoria se pueden eliminar hasta el 80% de nuestras toxinas a través la respiración.

Si quieres saber más acerca de tu respiración y conocer técnicas para poder modificarla y equilibrarla ponte en contacto con nosotros y vente a uno de nuestros talleres de respiración consciente.

Haciendo consciente y equilibrada tu respiración, equilibras tu salud y tu vida.

Google+LinkedInTwitterFacebook

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *